Epidemia de Piojos Ahora más Resistentes

En la escuela o el colegio, es el lugar donde más se proliferan los piojos, debido a la gran cantidad de niños que concentran. Para evitar una infestación, brote o epidemia de piojos en las escuelas y colegios, es necesario que los padres de los alumnos también se impliquen en ello así como las consejeros y Directores, para comenzar con charlas sobre este tema, que muchos odian tocar, tema que hoy debería ser común como hablar de gripe y tos.
Los piojos son la segunda epidemia más común en los colegios por detrás de la gripe ya que 5 de cada 10 alumnos en un aula de clases se contagia de piojos. En Honduras todo el año están abiertas las escuelas y colegios entre públicas y privadas, es así como el parásito no desaparece en todo el año.

Muchos tratamientos ya no resultan eficaces porque los insectos han aprendido a sobrevivir

La multiplicación de los piojos de nueva generación, surgidos de su adaptación genética a los productos diseñados para eliminarlos, ha motivado la advertencia internacional de los dermatólogos de Europa y EEUU, que definen la situación de epidemia en fase ascendente, para la que no existe tratamiento efectivo y definitivo.
El contagio masivo de piojos, apenas difundido socialmente, pero de enorme preocupación entre las familias de los niños afectados (el objetivo prioritario del Pediculus humanus), fue objeto de debate en el último congreso de dermatología pediátrica celebrado en España, en el que no se apostó por ningún tratamiento ni se avaló la infalibilidad de los pediculocidas (lociones antipiojos) comercializados. Cuando entran en el circuito de consumo, todos acaban siendo inactivados por los piojos, destacaron los especialistas.
«El piojo aprende a sobrevivir a cualquier tratamiento, incluso aplicado correctamente –asegura la doctora Eulàlia Baselga, dermatóloga del Hospital de Sant Pau de Barcelona–. Al principio, casi todos los pediculocidas tienen un buen resultado, pero, a medio plazo, los piojos se hacen resistentes». La única forma de atenuar el problema es cambiar los cíclicamente de producto, afirma Baselga. Por ello, explica, vuelven a usarse las lociones antiguas. O extraerlos de manera manual.
EL VINAGRE NO LOS MATA
Pueden ser eficaces, dicen, las sustancias organofosforadas, los insecticidas antiguos, los productos con permetrina y las infusiones de hojas de Oriente. «El agua caliente con vinagre no mata los piojos», advierte Baselga, destruyendo la recuperada esperanza que muchas familias han puesto en este acetato balsámico. «Lo que hace el vinagre es facilitar la eliminación de los huevos las liendres porque el peine se desliza mejor por el cabello». Otra sustancia refugio de padres desesperados es el alcohol que, según la dermatóloga, sí elimina los piojos, pero de forma menos intensa que otros productos pediculocidas.
La pediatra Elisabet Rodríguez, del centro de asistencia primaria Maragall de Barcelona, desaconseja por completo rociar la cabeza con lociones cuando en el cabello aún no anide ningún bichito. «El uso masivo y preventivo de permetrina es una de las causas de la resistencia de los piojos a este producto», sostiene. «La loción debería ponerse una vez y repetir cinco o seis días después –explica–. Solo dos veces».
A diario hay que pasar la lendrera –peine de púas muy unidas–, para eliminar los diminutos huevos blancos que reinician los nidos. Baselga alerta de la importancia de que no quede ni un solo huevecito móvil. A la vista de lo anterior, las especialistas no se deciden por aconsejar ninguna sustancia en concreto, sino la variación de las que cada familia considere eficaces.
Fuente: El Periodico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede Escribirnos para más información